Por qué reeducación?

Por qué reeducación?

 

Nuestro trabajo nace del concepto de que “es el cerebro quien regula todas las acciones que existen sobre nuestro cuerpo”

 

Durante los primeros años de vida se entrena aceleradamente con la finalidad de poder relacionarse con el medio. Tardamos un año en aprender a caminar, tres años para aprender a correr, seis para desarrollar precisión en los miembros superiores (pintar, recortar, rebotar una pelota, etc.), suficientes para ingresar a la escolaridad donde desarrollaremos la escritura, la manera por excelencia de comunicarnos con nuestros pares. En consecuencia nuestro cerebro logrará gran afinidad con los miembros (superiores e inferiores) que le permitirán optimizar hasta la perfección, el desarrollo de las actividades de la vida diaria.

Sin embargo, en este mecanismo, nuestra columna quedará relegada al automatismo. La misma deberá organizarse en función del propósito de cada una de las acciones que nos propongamos, y lo hará en forma “casi automática”. Su papel pasará a ser secundario luego de haber sido entrenada durante los primeros años de vida, para darle estabilidad a nuestros miembros, que tendrán el rol protagónico en cada una de nuestras acciones.

En perjuicio de ella, el hecho de estar, junto con la pelvis, directamente relacionada con nuestra sexualidad, con nuestra intimidad; ha sido víctima de tabúes y represiones culturalmente adquiridas  que resultaron, en el proceso de aprendizaje, otro impedimento para conocerla mejor.

Volviendo a la función estabilizadora de nuestra columna, la misma estará determinada por la acción armónica y coordinada de los músculos posturales (tónicos) encargados de sostener a nuestro cuerpo en las diferentes posturas que permanentemente adoptamos; de pié, sentados, etc .

Cuando por diversas razones, este equilibrio se ve alterado es necesario someternos a un proceso de reaprendizaje sistemático y con la guía de un profesional especializado, que nos permita devolverle su funcionalidad al sistema. El terapeuta será, en este proceso, “nuestros sentidos”. El deberá guiarnos para volver a relacionarnos con nuestra espalda.



Como reeducar?

Volviendo al concepto de que nuestro cerebro es el que regula todas las acciones de nuestro organismo, debe quedar claro que cuando hablamos de proceso de reeducación, nos referimos sencillamente a la incorporación de información, brindada con el propósito de modificar secuencias de activación en los movimientos, que nos permita desarrollar o recuperar el dominio muscular voluntario.  

A través de este proceso  lograremos optimizar la acción muscular que ha sido alterada por lesión, atrofia, desuso, dolor o patología.

Basados en los principios de la R.P.G. (Reeducación Postural Global )y el S.G.A. (Stretching Global Activo), hemos ampliado nuestra visión y entendimiento respecto de la rehabilitación y prevención de patologías en la columna vertebral.

 

R.P.G. (Reeducación Postural Global)

La Reeducación Postural Global es un Método de terapia manual, creado por el fisioterapeuta Fhilippe Souchard en el año 1980, orientado al abordaje de problemas que afectan al sistema músculo esquelético.

La Reeducación Postural Global, denominada RPG es un Método científico de evaluación, diagnóstico y tratamiento de patologías que afectan al sistema locomotor.

Fue creado bajo los principios de individualidad, causalidad y globalidad, siendo actualizado y enriquecido en forma permanente con los aportes realizados por el autor y sus colaboradores. Estructurado sobre la base de la organización muscular en cadenas y la interrelación existente entre las partes del sistema locomotor, permite abordar la problemática de cada paciente de manera única.

Importante!!

Para que un tratamiento cumpla con su finalidad terapéutica debe necesariamente, ser personalizado. El trabajo dirigido ayuda al paciente a percibir sensaciones que no identifica por sí mismo, ya por desconocimiento como por falta de seguridad en el desarrollo de la búsqueda específica de su capacidad propioceptiva. Sin embargo en R.P.G. (Reeducación Postural Global), el paciente es un activo diseñador de su propia evolución.